Este sitio web utiliza cookies. Si continúa utilizando el sitio web, asumimos su consentimiento.

doch en alemán

En el Duden, el diccionario alemán, hay tres artículos de esta palabra maravillosa "doch" de cual no existe una traducción exacta. En términos de gramática “doch” es una partícula modal. Qué significa esto? Una partícula modal no tiene otra función que ligeramente cambiar la conotación en una oración es decir darle una valoración. Según el contexto puede ser traducido como “si” o “pero”.

 

Por primera vez estamos en contacto con “doch” cuando queremos afirmar una declaración negativa. Pensemos que una persona (A) tiene una manzana en la mano y piensa que es una papa:

A Das ist kein Apfel

B ¡Doch! (Si, es una manzana.)

Por decir “doch” en vez de “si” le ponemos mucho más énfasis a la afirmación.

Ahora, cómo logramos agregarle más confusión a la declaración “Das ist kein Apfel.” Pensemos que persona A está convencida de tener una papa en la mano:

A Das ist doch kein Apfel. (Pero esto no es una manzana.)

B ¡Doch!

Así vemos que por más que lo está intentando entender a persona A, B no está viendo una manzana en su mano sino una papa.

Otro uso de “doch” es cuando uno está esperando una respuesta negativa a una pregunta:

A Du hast heute Abend keine Zeit, oder? (¿No estás libre a la noche, no?)
B ¡Doch!

Persona A está segurísima que persona B no tiene tiempo para juntarse con ella. Ahí viene la gran sorpresa: “¡Doch!” Al final persona B si está libre.

También usamos “doch” para confirmar una sospecha que la persona que habla no pensó que fuera probable. Suponemos que persona A le dice a persona B que persona C jamás será un adulto responsable pero al final persona C se convirtió en un miembro responsable de la sociedad. ¿Qué dirá persona A?

A ¡Also doch!

La esencia de la palabra “doch” entonces está en esperar todo lo contrario.

Vamos a ver unos ejemplos en particular:

Decir “ya te lo dije” (Ich habe es dir doch gesagt) no es lo mismo que decir “ya te lo dije” pensando en que el otro debería acordarse del tema de la conversación. En este caso la palabra “doch” funciona como un recordatorio. Persona A está esperando que persona B se acuerde de lo dicho – pero no lo hace.

La cara desesperada de un niño que quiere seguir comiendo chocolate cuando la mamá le dice “no deberías comer más azúcar”, el enojo y la desesperación del nene es la palabra “doch”. El niño está esperando que le dejen comer más chocolate – pero esto no sucede.

La sorpresa que quiere transmitir un autor en su texto cuando escribe “ahí de repente dijo ...” – esa sensación es “doch”. El autor crea una situación sorprendente – algo que el lector no se lo esperaba.

Particularmente notable es el avance durante el proceso de aprendizaje del idioma alemán cuando en una conversación que no sea en alemán uno empieza a escuchar la palabra “doch”.

Entonces cuando su pareja le pregunte la próxima vez: “¿No compraste leche?!” (o lo que sea) piensen en la pequeña palabra alemana y contéstenle: “¡DOCH!” en vez de “Si, mi amor.”

Photo by Charles Deluvio 🇵🇭🇨🇦 on Unsplash

 

Contacto Rápido

Por favor escriba su nombre

Por favor escriba su Email

Por favor escriba su mensaje

Invalid Input

Invalid Input

entrada inválida