Este sitio web utiliza cookies. Si continúa utilizando el sitio web, asumimos su consentimiento.

Biergarten am Chinesischen Turm

Verano - sol - calor - cerveza - hm.....

Una de las mejores cosas que se puede hacer en Alemania durante verano es visitar un Biergarten (jardín de cerveza). Sobre todo en el sur de Alemania, en Baviera, se los encuentra en todo lado y vale la pena tener una bebida refrescante con una experiencia tradicional y vivir la famosa Gemütlichkeit.


La historia de los jardines de cerveza en Alemania

Puedes encontrar Biergärten en todo el país, pero los verdaderos se encuentran más en el sur de los Bundesländer de Baviera y Baden-Württemberg. La historia de esos jardines de cerveza está estrechamente ligada a la historia de la elaboración de cerveza. Por lo tanto, un poco de conocimiento previo es importante. En el siglo XIX, no había una variedad tan amplia de cervezas como la que se puede encontrar hoy en Alemania. La razón es principalmente debido a la falta de técnicas de enfriamiento. La cerveza más común en Múnich, la capital del Reino de Baviera, fue la Märzen (de März = marzo). Es una cerveza de fermentación inferior o sea uno de los dos tipos básicos de elaboración de cerveza según la ley de pureza bávara. En este tipo de cerveza, los cerveceros usan un tipo particular de levadura, una levadura que solo fermenta a temperaturas entre cuatro y ocho grados centígrados para la elaboración de la cerveza. Por lo tanto, la cerveza no solo se podía preparar en los meses de invierno (hasta finales de marzo), sino que también era difícil de almacenar durante el verano: debía almacenarse fresca para mantenerse fresca. Para hacerlo, los cerveceros usaron bodegas profundas. Encima de esas bodegas, plantaron castaños que daban sombra a la luz para aumentar la capacidad de enfriar la preciada cerveza.

Pronto, algunos de los cerveceros tuvieron una idea: vendieron su cerveza justo afuera de la bodega y también colocaron algunas sillas y mesas simples debajo de los árboles sombreados encima de ellos, donde los clientes sedientos podían sentarse y disfrutar de su bebida. Debido a que los otros dueños de bares protestaron, el rey de Baviera Maximiliano I. proclamó en 1812 que los maestros cerveceros podían vender su cerveza y también algo de pan, Brotzeit mit allempero no otras comidas. A partir de este hecho, a las personas se les permitió traer su propio Brotzeit (una merienda tradicional) para disfrutar con su bebida alcohólica. Es por eso que incluso hoy en día es una tradición que se permite llevar su comida al Biergarten (pero, por supuesto, no sus bebidas).

Cultura del jardín de la cerveza hoy en día

Biergarten - jardin de cerveza lleno de tradicion

Hoy en día, los verdaderos tradicionales Biergarten se encuentra en Baviera pero también en otras regiones. Especialmente en Munich, hay varios Biergärten conocidos, por ejemplo, en el Hirschgarten-Park. Todavía son lugares muy comunes para estar en verano y también para conocer nuevos amigos debido a sus largas mesas donde no es inusual sentarse con extraños y disfrutar de un Maß (un vaso gigante de vidrio a cual cabe 1 litro de cerveza) o un Weißbier.

Aún hoy en día es tradición llevarse su propia Brotzeit pero ojo, también los jardines de restaurantes comunes muchas veces se llaman Biergarten, pero no son tradicionales y como son parte del restaurante por supuesto no es permitido llevar comida. Así que mejor pregunte o simplemente observe a otros visitantes antes de desempacar su emparedado. La mayoría de los Biergarten también ofrece platos tradicionales en autoservicio si ha olvidado traer los suyos. Por supuesto, también puede obtener bebidas no alcohólicas allí. Así que no te pierdas pasar un momento auténtico debajo de uno de los castaños.

¿Sólo en verano?

Aunque arriba se escribe que es lo más típico visitar un Biergarten en verano quiero contarles algo típipo de los alemanes. Después del largo frío y la ocuridad de invierno a la gente le encanta salir y pasear cuando vienen los primeros días lindos que despiertan los sentimientos de primavera. En cuanto es un poco lindo los parques, las orillas de los rios o lagos está lleno de gente paseando o tomando el sol. Y sobre todo cerca de los Alpes existe un fenómeno climatico, el Föhn, que es un viento seco de la cordillera que alza las temperaturas dentro de muy poco tiempo, y asi puede que sube de repente a unos 15° (o más?) en febrero, con mucho sol y eso después del frío invernal se siente muy lindo. Los Biergärten en estos días abren espontáneamente y se llena de gente que disfruta de una cerveza.

 

Contacto Rápido

Por favor escriba su nombre

Por favor escriba su Email

Por favor escriba su mensaje

Invalid Input

Invalid Input

entrada inválida